El uso de los teléfonos inteligentes, o smartphones, forma parte de los primeros hábitos del día para los jóvenes entre 18 y 30 años. El 90% de los jóvenes verifica las actualizaciones de correo electrónico, mensajes de texto y redes sociales antes de salir de la cama. Para los empleadores, esto es significativo porque demuestra que el personal del futuro será más ágil, estará más informado y tendrá mayor respuesta que cualquier generación previa: viven para conectarse y comunicarse.

¿Tú ya tienes el tuyo?

Estudio: Cisco Connected World Technology Report 2012

shutterstock_141942088