Huawei no sólo es un  producto chino, ahora mismo es el gigante  convertido recientemente en  el tercer vendedor de smartphones a nivel mundial, y la segunda empresa en equipos e infraestructuras de telecomunicaciones, detrás de Ericsson. La empresa china está en posición de dominar la industria a diferentes niveles.

Huawei

Nombres consagrados como LG, Sony o HTC han visto como luchar por el tercer puesto se está poniendo bastante complicado con los chinos, pero lo que Huawei quiere no es ser mejor que ellos, sino dominar el mercado. Su punto de mira está en Samsung y Apple. Teniendo en cuenta las diferencias de cuotas mercado, no parece una labor fácil, al menos a medio plazo.

Han conseguido ser los primeros en implantar la nueva tecnología LTE al trabajar en ambas partes de la industria, dominando las redes pueden crear los chips que la soporten con mayor velocidad, algo en lo que consideran que otros van a ir a remolque, apuntando a Samsung. Nos cuentan que el 10% de los ingresos va directamente a la investigación y desarrollo.