No hay palabras que describan la magnanimidad de esta broma, por lo que ni lo intentaremos. Mejor chécate el video y ríete un buen rato. El amigo Troll: