La aproximación más cercana a un volcán. Sin el traje ee pecial que llevaba, el Australiano Geoff Mackley no hubiera podido soportar la temperatura tan extrema de alrededor de 1150 grados centígrados. El peligro era impresionante pero el material grabado hace que todo valga la pena: